En todo colegio o instituto cada año ingresan nuevos estudiantes y hay cambios en muchas cosas; entre ellas, destacan la compra de útiles, de uniformes y la renovación del carnet estudiantil. Es este un tema que le compete directamente a la institución y, con el objetivo de hacer una reducción de costes, muchos colegios han optado por ser ellos mismos quienes se encargan de su producción.

Las necesidades básicas

Si estás a cargo de esta labor, para poder producir tus propios carnets de acuerdo con las diferentes necesidades de tu institución es importante que cuentes con las máquinas adecuadas e insumos de alta calidad.

Otra cosa que no puede faltarte es contar con un técnico de confianza que no solo se encargue de hacer las reparaciones si se daña algo, sino que también le haga un mantenimiento preventivo. Es gracias a este que se puede contar con un funcionamiento adecuado de la impresora por un buen tiempo, el cual se verá reflejado en los ingresos que representa.

Pero veamos cuáles serían los beneficios de contar con una impresora de carnet en tu institución.

Beneficios de imprimir los carnets directamente en tu colegio

Son innumerables, pero hablemos de los más relevantes:

Excelente calidad de impresión

Muchos lugares que se encargan de la impresión de estos carnets no se esfuerzan por ofrecer una alta calidad, quizás por ahorrar en materiales o porque sencillamente son muchos los carnets que tienen que imprimir.

Cuando es tu misma institución educativa la que cuenta con su propia impresora, puedes garantizar a los estudiantes y trabajadores la más alta calidad de impresión. Esto no solo beneficia a los estudiantes, sino que habla muy bien del colegio, haciéndolo sobresalir sobre los demás.

Alto rendimiento

Ahorrarás tiempo y dinero; además, se reducen las filas de los estudiantes y se imprimen más carnets en menos tiempo, haciendo más rápida la entrega de estos a alumnos y empleados.

Mayor seguridad

Los datos personales estarán en tus manos, evitando que lleguen a terceros o, en caso de pérdida, podrás establecer los elementos de seguridad.

Reducción de costes

El dinero que antes usabas para pagarle a empresas encargadas de la producción del carnet ahora se quedará en tu institución, la cual puede hacer uso de estos recursos en otras cosas apremiantes.

Producción inmediata

Aunque es un trabajo grande, tener una impresora en tu institución va a ser de gran ayuda porque, sin importar la cantidad que se necesite, va a estar equipada para cumplir con esa demanda.

Tiempos de entrega

Con una impresora propia te será más fácil la impresión de los carnets tanto para los estudiantes como para el personal en general, garantizando tiempos de entrega inmediatos.

Fácil recuperación

Si alguno de tus estudiantes pierde su carnet, que no se preocupe. A diferencia de cuando los carnets los hacía una empresa ajena y tardaba algún tiempo en hacerlo, con la impresora de la institución el carnet se repondrá de inmediato.

Todos estos beneficios que se ofrecen a tu institución se reflejan en un mejor servicio y en una notable reducción de costes. Además, como responsable del tema, estarás cumpliendo con la Ley 115 de 1994 en su artículo 98, donde se resalta la necesidad de que todas las instituciones educativas les ofrezcan a sus estudiantes un carnet que los identifique.

Impresoras de carnets

Otro factor importante para obtener todos estos y otros beneficios es tener claro cuál será la más indicada antes de comprar una impresora. Dependiendo de las necesidades de tu colegio, por ejemplo, cuántos carnets en promedio se necesitan al año, entre alumnos y personal, podrás elegir el equipo ideal.

Para saber elegir una impresora que ofrezca un gran diseño y calidad cumpliendo con lo que esperas, en Veriddica tenemos la solución. No solo contamos con las impresoras de carnet que más se ajustan a tu necesidad, sino que también podrás encontrar insumos y accesorios para tu impresora como cintas o escarapelas, entre otros.

Además, estas impresoras cuentan con sistema de fácil manejo así que no será difícil aprender a usarlas. Inclusive se puede capacitar al mismo personal de la institución, reduciendo así aún más los costos.

Cada día es más la tecnología accesible que surge en los diferentes campos aumentando la productividad, agilizando nuestras tareas y permitiéndonos hacer más cosas. No hay por qué no contar con equipo propio para esta labor.

Después de conocer los beneficios que se pueden obtener con una impresora de carnet en tu institución educativa, es momento de sentarte y, con papel y lápiz en la mano, ver lo que puedes hacer para comprar una de estas impresoras. No te vas a arrepentir, pues es una gran inversión.

Inclusive, cuando otras instituciones vean tu trabajo y la calidad que manejas, se sentirán tentadas a buscarte para que diseñes los carnets de sus estudiantes. Si te gusta la idea, puedes obtener un ingreso extra que no le vendría nada mal al colegio.

Pero, sin duda, el mayor beneficio es la reducción de costes que esta impresora representará para tu institución.