Los documentos de identificación, dependiendo de a qué den derecho o acceso, deben incorporar los niveles de seguridad adecuados, para asegurar su autenticidad y protegerlos contra falsificaciones, adulteraciones o emisiones fraudulentas.

Existen 3 niveles de seguridad:

Nivel 1 (Overt Features – Características Evidentes)

Hace referencia a los elementos de seguridad que se pueden verificar a simple vista o con el tacto en el documento de identificación o carné y que se pueden identificar sin necesidad de utilizar ningún tipo de herramientas. Algunas de las características de nivel 1 pueden ser: hologramas de seguridad, seguridad táctil, CLI – MLI (Laser), tintas ópticamente variables (OVI), entre otras.

Nivel 2 (Covert Features – Características Eencubiertas)

Hace referencia a los elementos de seguridad en los que es necesario el uso de herramientas sencillas para verificar la autenticidad del documento de identificación o carné, en controles realizados por personal entrenado. Estas características no son evidentes a simple vista o al tacto. Algunas de las características de nivel 2 pueden ser: tinta invisible (UV), microtexto, e información biométrica en un chip.

Nivel 3 (Nivel forense)

En este nivel se necesitan herramientas sofisticadas de validación complejas, que no se encontrarán disponibles al público, ya que este nivel busca proteger la identidad del dueño del documento y evitar que este sea duplicado o adulterado. Para este tipo de verificación el documento  debe estudiarse en un laboratorio forense especializado.

Conclusiones

Como se mencionó al comienzo del artículo, cada documento debe tener su propia estructura y combinación de características de seguridad, de acuerdo con los privilegios que este otorgue. Cada característica de seguridad incrementa el costo del documento y por esto se deben determinar las necesidades reales de protegerlo contra la falsificación y adulteración, con el objetivo de implementar las medidas y características necesarias para lograr este objetivo.