Toda entidad educativa enfrenta un gran “problema”: La alta rotación de personas que ingresan al recinto. Es por eso, que, al momento de establecer medidas de control y seguridad, estas deben ser mucho más intensas. Dentro de cualquier campus, colegio o institución, es importante que las personas cuenten con una identificación propia, que servirá como método para el reconocimiento y para establecer procesos automáticos que ayudará en cada uno de los aspectos.

Al portar una identificación, los estudiantes contarán con su pase de acceso a la entidad, donde además de sus datos personales, se puede incluir el curso al que van, e información médica adicional que puede ser de utilidad ante una emergencia. Esta identificación, que además tiene la propiedad de ser intransferible, crea un sentido de pertenencia en los estudiantes, que lo hará parte de la comunidad académica y de la institución. Adicionalmente, evitará la entrada de personas ajenas a la entidad entren a las instalaciones con otros propósitos.

Sin embargo, uno de sus principales beneficios es el de cumplir la función de registro para el departamento de control académico. De esta manera, este departamento puede conocer los movimientos de los estudiantes dentro del recinto, establecer una base de datos con información actualizada y de interés, y además servirá como aporte para otras áreas de la entidad que pueden servirse de esta información.

La alta rotación de personas es un problema que tiene solución, siempre y cuando se logre un control a través de mecanismos de seguridad efectivos, que beneficien a todas las partes. Contar con datos precisos, con información actualizada y poder asociarlos con una persona a través de una identificación será de mucho provecho para cualquier institución.

BENEFICIOS ADICIONALES DENTRO DE UN RECINTO EDUCATIVO

Además de servir como medida de seguridad, una tarjeta de identificación puede proveer otros beneficios adicionales. Por ejemplo, servirá para cargar un incentivo a los estudiantes que le permita la entrada al comedor de la entidad y solicitar sus alimentos. Incluso, puede permitir la creación de grupos dentro de la institución, donde se destaquen los estudiantes por sus virtudes. También, hay instituciones que integran a las tarjetas de identificación dinero que puede servir como pasaje estudiantil para el transporte público.

Establezca medidas de control e incentivos que sean de utilidad para los estudiantes, utilice todos los recursos a su alcance y haga de su institución un lugar seguro, de provecho, con información al día, y que mantiene todos sus procesos en perfecta sincronización.